martes, junio 11, 2024
martes, junio 11, 2024
InicioActualidadENTREGA DE VÍCTIMA DOBLEMENTE DESAPARECIDA EN NEIVA, UN PASO HACIA LA VERDAD...

ENTREGA DE VÍCTIMA DOBLEMENTE DESAPARECIDA EN NEIVA, UN PASO HACIA LA VERDAD Y LA DIGNIDAD

El cuerpo de Juan Carlos Aguirre Macías, una víctima de desaparición forzada, fue entregado por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en Neiva, tras ser recuperado en febrero de 2024 en el Cementerio Central de la ciudad.

POR: ANDRÉS RODRÍGUEZ.

La intervención, la primera de la UBPD en este cementerio, ha puesto fin a años de incertidumbre para la familia de Aguirre Macías, quien fue dado por desaparecido en 2008 y encontrado muerto en 2012, solo para desaparecer nuevamente en 2017.

El acto de entrega digna, realizado frente al ‘Monumento 14 No me olvides’ en el Cementerio Central de Neiva, marcó el cierre de un doloroso capítulo para la familia Aguirre Macías. «Mi hermano era un trabajador. Hacía monturas de gafas para responder por sus cuatro hijos (…) era una persona extrovertida. Le gustaba rumbear, le gustaba su moto y le ayudaba a mucha gente allá en el barrio Santa Inés», recordó Mauricio Aguirre, hermano de la víctima.

La odisea de la familia comenzó en 2008 cuando Juan Carlos, de 41 años, fue reportado como desaparecido en el municipio de Íquira, Huila. Tras años de búsqueda, la Fiscalía General de la Nación encontró su cuerpo en 2012, permitiendo a la familia sepultarlo en el Cementerio Central de Neiva. Sin embargo, en 2017, el cuerpo desapareció nuevamente, esta vez del propio cementerio, sin que la familia fuera informada de su destino.

Mauricio Aguirre descubrió la desaparición durante una visita al cementerio, cuando notó la ausencia del cuerpo de su hermano. La administración del cementerio alegó que las estructuras óseas habían sido removidas debido al vencimiento del contrato de arrendamiento, pero no proporcionaron información sobre el nuevo paradero del cuerpo. Ante esta situación, la familia inició una nueva búsqueda en 2017.

En 2019, la familia Aguirre Macías fue acreditada como víctima en el Caso 03 de la JEP, que investiga asesinatos y desapariciones forzadas presentadas falsamente como bajas en combate por agentes del Estado. Con el apoyo jurídico y psicosocial del Observatorio Surcolombiano de Derechos Humanos, Paz y Territorio (Obsurdh), la familia continuó su búsqueda.

A petición de familiares de víctimas de desaparición forzada en Huila, en 2021, la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad de la JEP adoptó medidas cautelares para proteger puntos de interés forense en el cementerio. Estas medidas restringieron y limitaron el uso y acceso a ciertas áreas para evitar la desatención y el deterioro de los lugares de inhumación.

La JEP solicitó a la UBPD que avanzara en la recuperación de los cuerpos en riesgo, incluyendo el de Juan Carlos Aguirre. En febrero de 2024, durante una jornada de recuperación, se hallaron 14 cuerpos, uno de los cuales fue identificado como el de Aguirre Macías, gracias a la información proporcionada por la Parroquia Inmaculada Concepción, que ubicó el cuerpo en la bóveda 354 del ‘Monumento 14’.

Raúl Sánchez, magistrado de la JEP, destacó la importancia de este hallazgo: «Juan Carlos Aguirre Macías es la primera víctima que identificamos en Huila. Este hallazgo contribuye a responder las solicitudes de miles de víctimas que buscan a sus seres queridos. Noticias como esta alimentan la esperanza de quienes hoy siguen buscando y esperan algún día poderles dar digna sepultura a sus familiares desaparecidos. Las medidas cautelares son una herramienta para atender y proteger los derechos de las víctimas del conflicto».

El coordinador de la UBPD en Huila, Diego Sevilla, explicó que la articulación con el Instituto Nacional de Medicina Legal permitió agilizar los análisis genéticos necesarios para confirmar la identidad del cuerpo. Además, destacó el trabajo interinstitucional con la Unidad para las Víctimas, el Obsurdh, la Alcaldía de Neiva y la parroquia para garantizar la disposición de los restos en un osario a perpetuidad.

Rosa Liliana Ortiz, coordinadora del Obsurdh, enfatizó la importancia de la entrega digna en la búsqueda de verdad y justicia: “Es un momento significativo no solamente para la familia, sino para todas las familias buscadoras que acompañan a don Mauricio y a doña Gladys. Este es un momento importante para develar la verdad de lo ocurrido. Este caso abre puertas, abre ventanas de esperanza para muchas víctimas en el Huila”.

Durante la ceremonia de entrega, la familia Aguirre Macías compartió recuerdos y objetos personales de Juan Carlos, manteniendo viva su memoria. Aunque el ciclo de búsqueda de su hermano ha terminado, Mauricio Aguirre se ha comprometido a ayudar a otras familias en la región. En Huila, se reportan cerca de 1.200 personas desaparecidas. “No es que porque me entregan a mi hermano yo no voy a seguir luchando por ellos. Ellos son familias, son seres humanos que necesitan saber la verdad y quieren llevar a su territorio a enterrar a sus seres queridos”, afirmó Mauricio.

Esta entrega marca un paso crucial en el reconocimiento y dignificación de las víctimas de desaparición forzada, fortaleciendo la esperanza de justicia y verdad para muchas familias afectadas por el conflicto en Colombia.

Articulos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img
Abrir chat
Hola, somos AR Digital Noticias. Gracias por comunicarse con nosotros